Estás leyendo

LeBron, en manos de Korver para mejorar sus tiros libres

NBA

CLEVELAND CAVALIERS

LeBron, en manos de Korver para mejorar sus tiros libres

El antes y el después de LeBron James en los tiros libres.

El jugador de los Cleveland Cavaliers acabó la temporada regular con el peor porcentaje de su carrera. Siempre tuvo problemas y cambió regularmente su estilo.

LeBron James nunca ha sido un especialista desde la línea de tiros libres. En catorce temporadas en la NBA, promedia un 74%. Nunca ha superado el 78% y en este curso ha caído hasta el 67,4%, su peor porcentaje de siempre. "Me está matando", dijo en palabras recogidas por la ESPN antes de iniciar la postemporada. "Me está matando, sí, me está matando, me está matando. No puedo tener todo lo demás subiendo y dar un paso atrás en esto, pero estaré bien para los Playoffs. (...) Acabaré en torno al 80%".

Esta irregularidad se hace un poco más problemática cuando los duelos están en el alambre. No hace falta irse muy lejos para recordar los dos tiros libres que tuvo a diez segundos de acabarse el séptimo partido de las Finales y 89-92 en el marcador. Falló el primero y salvó el segundo, dejando aún aire a los Warriors. No mucho, pero si algo. Todo concluyó en felicidad para Ohio, pero ¿y si llega a errar ambos? 

Este problema no lo tienen otras estrellas de la Liga norteamericana que juegan en su misma posición. Kevin Durant (88,2%), Paul George (85,0%), Kawhi Leonard (84,7%) y Carmelo Anthony (81,3%) son un seguro más que aceptable desde la personal. Esas cifras de sus rivales, además, ahondan un poco más en la herida de una personalidad tan competitiva como la de James. Por ello, siempre ha buscado ayuda. Durante su estancia en Miami pidió consejos a uno de los mejores lanzadores de siempre, un Ray Allen que en diez de sus 18 temporadas como profesional superó el 90%. Nada mal. A pesar del cambio en su mecánica, el resultado no fue el esperado: se quedó alrededor del 75%.

Las modificaciones en el tiro de LeBron son muy visuales. Es el centro de atención y cualquier sustitución, choca. Durante un tiempo por ejemplo, desplazaba el pie hacia atrás, para luego colocarlo en línea con su pareja antes de soltar el balón. Sin embargo, su forma tradicional se basa (o basaba) en colocar los pies parejos, descender con el balón para subirlo y lanzar sin espera. Ahora, con Korver de compañero y de profesor, ha dado otra vuelta de turca.

"Yo y Kyle (sic), hemos generado una lluvia de ideas para ver cómo ser más eficiente. Quiero decir, honestamente, Kyle es probablemente uno de los tipos más eficientes que tenemos", comentó a Cleveland.com un jugador que dedica parte del tiempo a estudiar vídeos para que todos sus lanzamientos sean superlativos. La conclusión del alero fue clara: señaló que James no descendía lo suficiente por debajo de la cintura y que sus pies no estaban escalonados, es decir, no variaba los lanzamientos en juego de los de la personal. "Creo que hay muchas formas de lanzar. Nadie tiene la misma. Cuando ayudo a alguien pienso en qué cosas tomar y cuáles son innecesarias para hacerlo todo más compacto y simple", subrayó el ex de Atlanta Hawks. El cambio es sustancial.

Durante la temporada regular lanzaba como indicábamos antes: pies parejos, poco descenso y tiro rápido.

En el primero de Playoffs frente a los Pacers, sus pies se escalonaban, se inclinaba algo más y esperaba un poco más tiempo antes de soltar la pelota.

Sin embargo, estadísticamente todavía queda mucho camino para LeBron. En el debut frente a Indiana, el cuatro veces MVP comenzó con un 4/4 para acabar con un 6/9. En el segundo, el 50%: 3/6 para un total de 9/15 (60%).

No es la primera vez que Korver ayuda a un compañero de los Cavaliers. En enero, Tristan Thompson fue su discípulo.

0 Comentarios

Mostrar