Estás leyendo

CSKA: Teodosic y De Colo, las bazas del actual campeón

EUROLIGA | FINAL FOUR 2017

CSKA: Teodosic y De Colo, las bazas del actual campeón

CSKA: Teodosic y De Colo, las bazas del actual campeón

Mikhail Serbin

Getty Images

El CSKA defiende en Estambul el título conquistado en Berlín. Su juego exterior sigue siendo capaz de sembrar el terror en cualquier partido.

El CSKA de Moscú es eterno: la Final Four parece cosa del equipo ruso y otros tres. Pero ganar, dar el paso definitivo, no se le ha dado tan bien: ha estado diecisiete veces en la Final Four (16 en la era moderna: desde 1988) y solo suma tres títulos… y tres segundos puestos. Pero no deja de insistir. Ganó en 2008 y en 2016 y entre medio solo faltó a una edición. Después de ser muy favorito y pifiarla en 2014 y 2015, se desquitó el pasado año en Berlín. Ahora vuelve a Estambul para sumar la segunda consecutiva, algo que no ha conseguido jamás.

El CSKA ha sido segundo en valoración por partido de toda la Euroliga por detrás del Real Madrid (101,65 por 100,03). Es el máximo anotador (87,6), el segundo que más asistencias reparte (otra vez por detrás del Madrid)… el equipo de Itoudis es una máquina de atacar que esta vez no ha sido sin embargo una de las mejores defensas de la competición. Si aprietan ahí los dientes, tienen talento para ser el mejor equipo de Europa. Por eso es el actual campeón.

QUINTETO TITULAR | CSKA

  • Milos Teodosic
    Teodosic BASE
  • Nando De Colo
    De Colo ESCOLTA
  • Nikita Kurbanov
    Kurbanov ALERO
  • Kyle Hines
    Hines ALA-PIVOT
  • James Augustine
    Augustine PÍVOT

Banquillo: Jackson, Fridzon, Antonov, Freeland, Vorontsevich, Higgins, Khryapa

El talón de Aquiles del equipo ruso está en las zonas y en un puesto de pívot en el que no les ha salido bien la apuesta por el ex NBA Joel Freeland. Como James Augustine no pasa de obrero, la principal baza para el trabajo interior sigue siendo un clásico de la competición como Kyle Hines (1,98). Pero todo lo que puede ser inestabilidad en las zonas es potencia devastadora en la línea exterior con la extraordinaria pareja Milos Teodosic-Nando de Colo. El serbio se quitó el sambenito de perdedor en Euroliga en la pasada Final Four y ha promediado este año 17 puntos, 5,7 asistencias y 17, 3 de valoración. Su destino, por fin (30 años) parece estar en la NBA de cara a la próxima temporada. De Colo, por su parte, es seguramente (y con permiso de Llull) el jugador más desequilibrante de Europa: 14 puntos, 3 asistencias y 12,3 de valoración.

Itoudis rompió el gafe moscovita

Con 46 años, Dimitrios Itoudis se hizo cargo del CSKA y consiguió hacerlo campeón de Europa en su segunda temporada en el club y después de ocho años de sequía para el equipo moscovita, que había visto como Ettore Messina se marchaba a la NBA para ser asistente en los Spurs. Salió bien la apuesta por un entrenador metódico y obsesivo con los detalles, que controla todo lo que sucede en pista y que se desgañita para tener lo más estructurado posible el genio incontrolable de Teodosic.

El asiento en el todopoderoso CSKA se lo ganó llevando, algo histórico, al Banvit al liderato en la fase regular de la Liga turca en su única temporada en el equipo. Y antes, claro, en trece años como mano derecha de Obradovic en la edad dorada del Panathinaikos. Estudioso de todas las ramas del baloncesto, pasó varios veranos en las Ligas de Verano de la NBA, como parte del staff técnico de Orlando Magic. Sobre todo en sus dos primeros años, su CSKA fue una máquina de baloncesto total. Este año no pudo ser primero de la liga regular y para algunos es menos favorito que otras veces, aunque sea solo ligeramente. Pero es el campeón, un equipo que anota en oleadas y que tiene una pareja exterior mortífera, físico, experiencia… y un entrenador que no deja ni un solo detalle al azar. Cuidado.

De Colo o la capacidad de decidir partidos

Si el CSKA rompió su sequía en 2016 fue, por encima de todo, gracias a Nando De Colo. El guard francés jugó una campaña prodigiosa en la que fue Máximo Anotador y MVP de la competición y de la Final Four. Ahora ha repetido en el Mejor Quinteto y seguramente se jugará el MVP con Sergio Llull, un jugador totalmente distinto pero quizá el único en Europa, ahora mismo, con una capacidad similar para destrozar partidos.

De Colo es prácticamente indefendible y un líder silencioso pero letal. Número 53 del draft en 2009, dio el salto a la NBA 2012 después de tres años en el Valencia Basket. Pasó por San Antonio y Toronto y regresó a Europa, donde es una joya extremadamente codiciada pero por ahora innacesible: en junio firmó un nuevo contrato por tres temporadas con el CSKA, que pone en él casi todas sus esperanzas de salir de Estambul con su segunda Euroliga consecutiva. No será nada fácil, pero con la pareja Teodosic-De Colo la puerta siempre está abierta...

0 Comentarios

Mostrar