Actualizado

Actualizado a las

Por favor elige la edición por defecto NBA Spain US
El sitio por defecto ha sido fijado durante 7 días

NBA

jugadores

NBA | LAKERS 101 - BOBCATS 100

Pau Gasol regresa y los Lakers firman una victoria apurada

Kobe Bryant fue el mejor del partido con 30 puntos y Gasol, que jugó de cinco muchos minutos por las faltas de Howard, añadió 10 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones.

EFE

Los Ángeles

Pau Gasol regresa y los Lakers firman una victoria apurada Ampliar
Pau Gasol en acción ante los Bobcats tras recupèrarse de una tendinitis en sus rodillas. | PAUL BUCK

Los Ángeles Lakers sobrevivieron a la pésima imagen dada y resurgieron a tiempo para doblegar en el último suspiro a los Charlotte Bobcats (101-100) en el regreso de Pau Gasol a las canchas tras ocho partidos de ausencia por la tendinitis que sufría en sus rodillas.

Kobe Bryant fue el mejor del partido con 30 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes, mientras que Dwight Howard aportó 16 tantos y 18 rebotes. Gasol, jugando de cinco muchos minutos por las faltas de Howard, añadió 10 puntos, 9 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones.

Charlotte suma así su duodécima derrota consecutiva, mientras que los Lakers, con tres victorias seguidas, igualan su mejor racha esta temporada. No comenzaron bien las cosas para los angelinos con un parcial de 8-16 y un roto importante obra de Byron Mullens, aunque la respuesta no tardó en llegar de la mano de Bryant, deseoso de imprimir una marcha más al ataque de su equipo.

Ese arma se presumía como clave para los de D'Antoni ya que su defensa resultó zarrapastrosa, al límite de la dejadez, algo bien aprovechado por la juventud y rapidez de los Bobcats. A Gasol, que fue recibido con una enorme ovación por parte del público del Staples Center, le costó encontrar el ritmo de juego y estuvo algo lento y despistado en los primeros minutos pero al final del primer cuarto (27-25) puso la directa con dos tapones y dos canastas consecutivas.

En esos momentos el español, libre ya de las vendas que acompañaban a sus rodillas en los partidos previos a ausentarse por la tendinitis, había sustituido a Howard como pívot del equipo y el resultado fue un parcial de 17-4 a favor de los de púrpura y oro. El banquillo californiano, liderado hoy por Metta World Peace, mantuvo la buena línea de las últimas jornadas y situó a los Lakers con un buen colchón (40-29), pero el acierto y explosividad de Walker y Gerald Henderson comenzaron a recortaron el déficit y un triple de Ramon Sessions, exbase de los Lakers, dio la vuelta al choque (51-53).

No sólo eso. Los de Mike Dunlap detectaron la pasividad de su rival para hurgar en la herida y estirar la renta hasta un 51-58, la mejor marca anotadora de Charlotte esta temporada al descanso. Pero lo peor estaba por llegar. La clarividencia en los esquemas ofensivos de los Bobcats contrastaba con la torpeza e indefinición de los locales, que llevaron a los Lakers a un pozo sin fondo (60-78) al ecuador del tercer periodo ante la desesperación de D'Antoni, visiblemente nervioso por los fuertes abucheos de los espectadores.

Con muchísimo esfuerzo y principalmente a través de una notable mejoría en defensa, los locales fueron nivelando la balanza paso a paso a pesar de la irrupción de un magnífico Ben Gordon y llegaron al último periodo con 77-84 en el marcador tras dos tiros libres de Bryant.

Un parcial de 17-0, construido sobre el esfuerzo de Darius Morris y el acierto exterior de Jodie Meeks, puso el choque de cara para los angelinos (90-84) con Gasol de nuevo como pívot por los problemas de faltas de Howard, pero la irregularidad del equipo les llevó a sudar la victoria hasta los últimos instantes.

Charlotte no se rindió y el mejor ejemplo de ese esfuerzo y lucha constantes fue el sublime mate de Henderson sobre Howard, de nuevo en pista -y con el español en el banquillo- para el tramo decisivo. Con 97-97 a falta de dos minutos, Bryant se sacó de la chistera una penetración mágica y una suspensión de cinco metros a continuación, pero Sessions replicó con un dos más uno (101-100).

Entonces el 24 de los Lakers erró la última posesión y sirvió en bandeja de plata una oportunidad de oro que los Bobcats desperdiciaron hasta en tres ocasiones con tiros fallados de Walker -taponado por Howard-, Henderson y Gordon.