NBA

jugadores

NBA | NBA

Dramática victoria de los Lakers ante unos Pistons sin Calderón

Gasol anotó 23 puntos y capturó 10 rebotes, otra vez como pívot titular por la baja de Howard. Los Lakers tiraron 18 puntos de ventaja. Los Clippers perdieron en Boston.

Alejandro Delmás

José Manuel Calderón se sentó en el banquillo de los Detroit Pistons (“triste por no debutar”, contó, aunque hablando maravillas de su nuevo club)... y los Lakers arrancaron una dramática victoria por 97-98 ante los Pistons en el cavernoso y selvático Palace de Auburn Hills, ante 18.157 espectadores. Se trata del quinto triunfo de los Lakers en los últimos seis partidos. Pau Gasol y Calderón cenaron juntos en la noche del sábado, del mismo modo que Pau, líder genuino de los españoles en la NBA, había cenado con Ricky Rubio en Minenapolis.

Era uno de esos partidos matinales en el Este a los que tanto temía Phil Jackson, en su momento. Como les suele ocurrir habitualmente, los Lakers tiraron una espléndida ventaja (52-74 en el minuto 28) y no perdieron al final por puro milagro. Los Pistons (sin Calderón ni los traspasados Prince y Daye) fueron recortando poco a poco, hasta que Charlie Villanueva empató a 91, a falta de 4:35. Los defectos de los Lakers (sin Dwight Howard, que recibe tratamiento en el hombro con factores de crecimiento) fueron los de siempre: absoluta indolencia defensiva en momentos clave y mortal ataque de abulia cuando dan por hecho que el partido puede estar ganado. Tras ofrecer un porcentaje de aciertos de 55% en la primera parte, los Lakers llegaron al descanso con 51-62 favorable tras un majestuoso ‘alley oop’ de Earl Clark (17 puntos, diez rebotes).

Pero después, y justo a partir de aquel 52-74 del minuto 28, los hombres liderados por Kobe Bryant (18 puntos, cinco asistencias) y Pau Gasol (23 puntos y diez rebotes en 40:29 de acción) bajaron hasta una media del 33% de aciertos en la segunda parte. Tras el 91-91, canastas de Gasol y Nash sellaron el 91-95, pero otro triple de Villanueva (diez puntos) firmó el 95-95 a 2:06 del final. A 1:09, Kobe Bryant (8/20 en tiros, 0/3 en triples) amarró una canasta en bandeja con tiro libre adicional por falta de Singler: 95-98. Ocho segundos después, Will Bynum, que jugó su mejor partido del año ante la presencia de Calderón, sellaba su cifra final de 18 puntos y diez asistencias con una entrada que valía el 97-98.

En el último minuto y ya con 97-98, fallaron tiros Pau Gasol, Bynum y Andre Drummond (nueve puntos, 11 rebotes). Más grave para los Lakers, erraron cuatro tiros libres (0/4) entre Earl Clark e, increíblemente, Steve Nash (¿descontento con que Bryant que le quite manejo de balón como ‘playmaker’…?). Nash, un tirador de 95% de media, falló dos tiros libres vitales a sólo dos segundos y siete décimas del final. Se consumió un segundo y medio en la lucha por el rebote, que acabó atrapando Singler. Y en la jugada que cerraba el partido, Drummond no pudo consumar el pase en ‘alley oop’ de Singler, en saque de banda. Pau Gasol estorbó la acción de Drummond, al límite de la personal. Los Lakers navegan más cerca de los playoffs, pero…

En Boston, 22 puntos de Paul Pierce (7/16 en tiros, 4/6 en triples), abrochados con un triple decisivo a 2,5 segundos del final, decidieron la victoria de los Celtics sobre los Clippers: 106-104. Los Clippers, que siguen sin Chris Paul, golpeado en la rodilla, tuvieron en Bledsoe (23 puntos) y Griffin (23) a sus mejores hombres. No hay fecha para el retorno de Paul, Barbosa y Wilcox (14 puntos por barba) y 12 puntos de Kevin Garnett escoltaron el gran partido de Pierce y el éxito de los Boston Celtics.