NBA

jugadores

NBA | TIMBERWOLVES 94 - SPURS 104

Green lideró a los Spurs; Ricky Rubio, 9 puntos y 11 asistencias

Rubio superó a Parker en la distribución del juego, con 11 pases de anotación. Y añadió 9 puntos, cuatro rebotes y tres recuperaciones de balón en los 37 minutos que estuvo en pista.

EFE

Houston

Green lideró a los Spurs; Ricky Rubio, 9 puntos y 11 asistencias Ampliar
Ricky Rubio entra a canasta frente a Gary Neal en el Target Center de Minneapolis. | CRAIG LASSIG

Nada detiene a los Spurs de San Antonio en su racha ganadora y se impusieron a domicilio por 94-104 a los Timberwolves de Minnesota, en lo que fue la undécima victoria consecutiva, la mejor racha actual en la NBA.

Precisamente fue el comisionado David Stern uno de los 15.224 espectadores que estuvieron presentes en el Target Center, de Minneapolis, para ver no sólo el triunfo de los Spurs sino también como lo consiguieron sin el ala-pívot Tim Duncan y el escolta argentino Manu Ginóbili en la pista de juego.

Ambos se encontraron sentados en el banquillo y sin temor a que Stern multase a los Spurs por no sacarlos, ya que la causa no fue descanso otorgado por el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, sino por estar lesionados. La ausencia de Duncan y Ginóbili no impidió a los Spurs jugar su mejor baloncesto de equipo, y demostrarle a los Timberwolves como se debe enfrentar a la adversidad de las lesiones.

Lo hizo el escolta Danny Green que encestó ocho triples estableció su mejor marca como profesional al llegar a los 28 puntos y ser segundo en una lista de cuatro jugadores titulares que tuvieron números de dos dígitos. Entre ellos estuvo, como ya es habitual, el base francés Tony Parker, que se cargó de nuevo al equipo sobre sus hombros y lideró el ataque al anotar 31 puntos, repartir ocho asistencias, capturar cinco rebotes y recuperar dos balones.

Parker mantuvo un gran duelo con el base español Ricky Rubio, que lo superó en los pases de anotación, pero estuvo muy lejos en la faceta ofensiva del juego. El alero Kavhi Leonard, el jugador que el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, ha convertido en uno de los más completos del equipo, aportó un doble-doble de 19 puntos, 10 rebotes, recuperó dos balones, dio una asistencia y puso un tapón.

Mientras que el pívot brasileño Tiago Splitter también realizó una gran labor de equipo al conseguir 12 puntos en los 24 minutos que jugó. Splitter anotó 3 de 5 tiros de campo y estuvo perfecto (6-6) desde la línea de personal, capturó siete rebotes, repartió dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

"No importa que jugadores estén en el campo, ahora dentro de la plantilla hay un nivel muy alto de confianza y aunque Tony Parker no hubiese jugado también responderíamos con la misma intensidad y acierto en la labor de conjunto", destacó Popovich. "Creo que se trata de la ejecución que hacemos en el campo, sin importar quien la haga".

Popovich le vino a decir al comisionado Stern, que aunque no jueguen los "Tres Amigos" (Duncan, Parker y Ginóbili), los Spurs siempre rinden al máximo como equipo y dan espectáculo ganador. "Obviamente esta noche Danny (Green) y Kawhi (Leonard) acertaron con los tiros a canasta".

Los Spurs dejaron su marca en 39-11, la mejor de la Conferencia Oeste y de la liga, además de llegar a las 17 victorias fuera de su campo en lo que va de temporada. Mientras que enfrente tuvieron a los Timberwolves, un equipo que también sufre bajas importantes por lesión, pero que no tienen la solidez en su banquillo y en su juego de equipo como la de los Spurs, ni mucho menos un líder All-Star como los es Parker.

Aunque el pívot montenegrino Nikola Pekovic aportó un doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes, mientras que el ala-pívot Derrick Williams logró también cifras dobles de 15 tantos y 12 balones capturados bajo los aros.

Rubio fue superior a Parker en la faceta de la distribución del juego al repartir 11 pases de anotación, pero su muñeca no tuvo la misma eficacia y aportó sólo nueve puntos después de fallar 10 de 13 tiros de campo, incluido un sólo intento de triple que hizo, y acertó 3 de 4 desde la línea de personal. El jugador de El Masnou, que disputó 37 minutos, el mayor tiempo que ha estado en el campo en un partido desde que regresó a la competición tras superar una grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda, capturó cuatro rebotes, todos defensivos, recuperó tres balones y perdió otros tres.

El base puertorriqueño José Juan Barea siguió como sexto hombre de los Timberwolves (18-28) al aportar 15 puntos, pero no pudo evitar la segunda derrota consecutiva del equipo de Minnesota y la octava en los últimos 10 partidos que han disputado. Barea jugó 25 minutos en los que anotó 6 de 15 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples, capturó cuatro rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón.

Los Spurs y los Timberwolves en lo que si están a la par es que se han convertido en los equipos de la NBA que más jugadores extranjeros hay en sus respectivas plantillas con una combinación de 13. Durante el segundo cuarto en la pista del Target Center hubo siete jugadores internacionales por sólo tres estadounidenses.