Actualizado

Actualizado a las

Por favor elige la edición por defecto NBA Spain US
El sitio por defecto ha sido fijado durante 7 días

NBA

jugadores

NBA | ALL STAR

Ricky Rubio: "Vivo un buen momento, el miedo ha salido ya"

Tuvo la misión, la pasada madrugada, de mover al 'Equipo de Chuck' (Team Chuck) en el primer evento del 'All Star Weekend' de Houston. Antes, conversó con AS.

¿Qué tal se siente al ser el único español en un All Star Weekend de la NBA?

Ser el único español dice lo difícil que es llegar hasta aquí. Prefería no pensar en que podía volver a un All Star y ahora ha sido una sorpresa agradable. Es un premio, un orgullo. A disfrutarlo.

Va firmando un mes de febrero excepcional con los Timberwolves, por encima de los promedios de su carrera en puntos y asistencias. ¿Cómo ha sido posible después de casi un año fuera de las pistas por su lesión?

Ha sido poco a poco y lo más importante ha sido perder el miedo. El miedo ha salido ya. La última fase es la más dura, es un poco lo que le está pasando a Derrick Rose. En realidad, cuando la rodilla ya está bien viene lo más complicado mentalmente. Es un proceso duro porque pasas del día a día normal a creerte que apenas vas a poder ser el mismo. Hay un momento en el que no puedes casi ni andar y después de todo esto, es cuando mentalmente tienes que superarlo todo. Creo que es lo más difícil. Estoy orgulloso de haberlo conseguido.

Aparenta estar como más corpulento, más fuerte. ¿Ha ganado kilos?

He subido un poco, pero es que como trabajaba menos pues lo que ha subido, subió con la barriga. Sí que he puesto entre un año y otro como unas ocho pounds o libras, entre tres y cuatro kilos.

(Ricky marca en inglés, en 'pounds' o libras, la unidad métrica de su peso, con tanta naturalidad como su mano se posa sobre la cicatriz que emerge en la rodilla izquierda).

Pregunta de cara al futuro inmediato: su papel en la Selección en el Eurobasket de Eslovenia y en los Minnesota Timberwolves.

Con la Selección sí voy a estar. Quiero jugar el Eurobasket, siempre que la rodilla me responda y toco madera (Rubio busca madera en la silla en la que se sienta). Hablé con Juan Orenga, ahora que ha venido por la NBA. Me dijo que tenía confianza en mí y yo le dije que sí, que quería estar con el equipo en Eslovenia. No olvido los momentos tan duros que pasé cuando veía a la Selección en los Juegos Olímpicos de Londres desde mi casa. Quizá fuera lo que más duro me hizo trabajar para volver. En cuanto a los Timberwolves, es otro proyecto de futuro cuando las lesiones nos dejen respirar.

España estuvo cerca de batir a EE UU. ¿Qué faltó?

Ese partido, la final olímpica, no se decidió hasta los dos últimos minutos. Casi ganamos. Es difícil de decir, pero creo que la principal diferencia es física. Estamos ahí, con ellos. Si estuvimos a punto de ganarles a falta sólo de dos minutos, ¿por qué no puede ser la próxima vez?

En Eslovenia parece que será difícil ver a Pau Gasol con España. ¿Qué le parece la situación actual de Pau?

Después de Fernando Martín, Pau ha sido el que ha marcado el camino para los españoles en la NBA: se hizo con un sitio, una carrera y demostró que podía jugar aquí. Para él, esta ha sido una temporada muy dura. Hubo momentos en los que parecía estar casi traspasado. Y ahora, cuando estaba saliendo de todo, tiene esta lesión. Pero no hay duda: marcó nuestro camino.

Michael Jordan le ha alabado a usted, Ricky, como ejemplo de esos bases creativos que hacen disfrutar y de los que cada vez hay menos

Jordan cambió el baloncesto. Yo lo veía jugar siempre que podía. Él iba a otro nivel. No olvidaré aquel tiro de Utah que decidió la final de 1998. Sólo puedo decir que si alguna vez tuve un jugador favorito, ese fue él.