Estás leyendo

Discreto Gasol y derrota ante unos Bucks sin Antetokounmpo

NBA

SPURS 107-BUCKS 109

Discreto Gasol y derrota ante unos Bucks sin Antetokounmpo

El griego sigue enfermo y solo pudo jugar 9 minutos. LaMarcus Aldridge fue baja en los locales, que jugaron un pésimo partido defensivo.

Octava derrota de los Spurs (30-8, los Rockets ya encima: 31-9) y la primera en su pista, donde comenzaron zozobrando la temporada, después de nueve triunfos seguidos. Tuvieron que ser los Bucks, uno de los equipos de moda en las últimas semanas (y por ahora carne de playoffs en el Este: 19-18) los que rompieran esa racha… y la suya propia, ya que llevaban sin ganar en casa de los de Popovich desde 2008. Un mundo. Lo más importante para los de Wisconsin es que ganaron sin su alfa y omega, Giannis Antetokounmpo, que sigue arrastrando un virus que le tiene frito: hizo un intento pero solo estuvo en pista nueve minutos en los que no anotó. Otro virus, uno estomacal similar al que martirizó días atrás a Kawhi Leonard, dejó fuera del partido también a LaMarcus Aldridge. Y sorprendentemente esta baja pesó más que la del alero griego para el equipo visitante. Al menos a la vista del resultado.

Porque el problema de los Spurs no estuvo tanto en que no aparecieron los puntos de LaMarcus: Kawhi anotó 30 en el decimoquinto partido del equipo por encima de los 100 puntos, su mejor racha desde ¡1995! El verdadero problema estuvo en una defensa absolutamente flácida, especialmente en un segundo tiempo en el que los Bucks anotaron 56 puntos, 22 de ellos (28 totales) de un héroe improbable llamado Michael Beasley, que aporta un perfil completamente distinto y por lo tanto muy valioso en unos Bucks muy resistentes, que empujaron durante los 40 minutos, también cuando parecían caerse en el segundo cuarto (55-42). Su insistencia tuvo premio con los triples fallados en las últimas posesiones por Bertans y finalmente Ginóbili, que tuvo el lanzamiento franco para resolver in extremis y después de un tiro libre fallado por el excelente rookie Malcolm Brogdon (17 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias).

Como no resultó demasiado sorprendente, los Spurs tuvieron problemas defensivos en la pintura con la pareja David Lee (10 puntos, 7 rebotes) – Pau Gasol (6+11+4 asistencias). Y los Bucks se agarraron a los puntos de Beasley, Jabari Parker (en nivel all star: 22 con 7 rebotes y 3 asistencias) y un Greg Monroe que por fin ha encontrado su sitio en un equipo del que ha estado mil veces más fuera que dentro (14+6+4). Los Bucks, en medio de las crisis casi permanentes de Knicks y Bulls, parecen (esperan además recuperar a Middleton antes del fin de la Regular Season) desde luego material de playoffs en el Este.

 

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar